jueves, 19 de noviembre de 2015

¡Gracias, queridos y anónimos lectores!

¿Cómo os sentirías si os comentan lo que a continuación comparto con vosotros?

Una señora muy mayor quien confiesa que nunca le ha gustado leer ni le atraen los libros y que sus únicos hobbies son las agujas y el ganchillo, le dijo a su vecina cuatro días después de haberle prestado el libro Cuando las gallinas mean: «Me lo comí en tres días. ¡Tenía que saber cómo terminaba!»

¿Cómo me siento yo…? ¡Feliz, feliz y feliz!


Los comentarios de mis lectores, sean anónimos o no, son mis tesoros. Gracias…

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Palabras que animan a continuar

¿Quién no se animaría a continuar escribiendo cuando recibe un comentario como éste?

Gracias, Daniel López Abella, con quien comparto la pasión por la escritura:

"Lo leí prácticamente de un tirón, desde el principió quede prendado de tu forma de  escribir. Con la descripción de los detalles, la capacidad de desnudar el alma de los personajes y un  cierto suspense en el trama de la novela, has conseguido hacer una bonita historia de de un tema un tanto confuso por la aportación esotérica.  
¡ Enhorabuena¡ Hay en ti una gran escritora.
Daniel"

jueves, 7 de mayo de 2015

¿Deseas leerlo?


Mayo, mes de las madres, las mujeres y las flores.



Edición en papel (solo en España)
Por 3,99 euros (IVA incluido) + gastos de envío.

Edición en digital
Por 0,99 euros.

¿Dónde?
Pincha aquí

jueves, 30 de abril de 2015

Reseña de Adrián Martín Ceregido

A continuación, una reseña de Adrián Martín Ceregido que publicó en su página web:  http://www.adrianmartin.es
¡Gracias, Adrián por tus palabras constructivas, tu tiempo y lectura!

Empezaré por el trago más duro, pero es que no entiendo estos intercambios sin atreverse a confesar lo negativo.

No me gusta el título. Creo que si lo hubiera visto en una librería, no me habría invitado a leerlo. Y eso teniendo en cuenta que es sorprendente. Como, ante todo, concibo el título como una herramienta de marketing, no me convence. Reconozco, no obstante, que no tengo ninguna alternativa. Me parece más difícil encontrar un buen título que escribir la novela entera.

No me quedan muy claras las motivaciones de la protagonista para su proceder en la parte final. Me atrevo a decirlo siendo consciente de que quizá el problema sea mío, que he pasado algo por alto. Así que, Susana, si coincido con algún otro lector quizá sea una impresión con cierta base. De lo contrario, esta párrafo no es sino una evidencia de mi torpeza.

Quizá por el gran espacio temporal que abarca, se me ha quedado corta en cuanto a extensión. La historia da para mucho más, como lector me habría gustado conocer más de la vida de los personajes.

¡Ya está!, no tengo nada más que cuestionar. Ahora viene la parte positiva y lo que pienso de la novela.

Está muy bien escrita. Es la prueba de que existen autores que si no publican con las grandes editoriales no es porque no sepan escribir. La calidad literaria de Susana Visalli es, para mí, incuestionable. Nada que envidiar a otros escritores de renombre. Cuenta muy bien la historia sin detenerse en lo accesorio, con un buen manejo de los diálogos y de las descripciones.

Me resulta imposible imaginar un nombre más adecuado para el personaje principal. Santa. Si existe el cielo, se lo gana con creces.

La consecuencia principal de la vida tan dura que le toca en suerte no puede ser otra que una novela igual de dura. Un fiel exponente de las miserias que durante siglos han sufrido las mujeres.

Aún así, me gusta el tratamiento que Susana da a Sebastiano, el marido de Santa, que no es presentado como un hombre malo por naturaleza. En la vida, pocas cosas son blancas o negras, por lo que los grises lo inundan casi todo. La trama huye de una visión en exceso maniquea y el fantasma de la guerra o la educación justifica en cierta medida la brutal manera de actuar de Sebastiano, que además muestra en algún momento incluso una brizna de arrepentimiento.

El recurso del diario de Santa es una buena herramienta para escuchar su voz de vez en cuando, intercalada con la del narrador omnisciente. Me gusta mucho, lo considero muy acertado. Es más, creo que estamos frente a una historia ideal para haberla contado en primera persona en casi toda su integridad.

Para acabar, una duda. No sé si es muy creíble que el marido primero y el hijo después permitan el comportamiento de Santa en la parte final. Quizá es una metáfora que Susana utiliza para afirmar que cuando una mujer se rebela y toma las riendas de su vida, es capaz de cualquier cosa. Sobre todo, por un hijo.

viernes, 6 de marzo de 2015

Reseña, de la mano de Marta Nicolas Rodríguez

Escribir para uno mismo suele ser un desahogo, una forma de expresar, pero cuando alguien que no conoces te regala un pedacito de su tiempo para comentar acerca de tu libro debe de ser lo mismo que siente un actor de teatro al recibir los aplausos del público.
Copio a continuación lo que recibí ayer: 

"En este libro se cuenta la historia de Santa, ambientado en un pueblo de Sicilia. Santa es una mujer que no puede escoger su vida, como tantas otras, abocada a un matrimonio concertado. Ella no es una mujer tradicional y le hubiese gustado escoger su propia vida. Además de esto, Santa tiene un don especial. La rodean espíritus que... 

Leer más...

martes, 27 de enero de 2015

Reseña

Comparto una reseña de la mano de Julia Navas Moreno:

RESEÑA DE “CUANDO LAS GALLINAS MEAN” DE SUSANA VISALLI


Cuando las gallinas mean” de Susana Visalli
La historia de  Santa es también la historia de un pueblo siciliano que podemos trasladar a cualquier lugar de la Europa mediterránea y rural, donde la mujer sigue sin ser dueña de su vida y de su destino. Pero Santa no es una mujer “normal”, sino una joven que sueña con escapar de su camino trazado y que posee un don que para ella es más bien una condena...
 Leer más...